Ópera de Roma Tickets

Teatro dell'Opera di Roma


III (Poltrone di Platea), € 187



Alceste, Ópera de Christoph Willibald Gluck

Alceste, Ópera de Christoph Willibald Gluck

Christoph Willibald Gluck compuso Alcestes (o Alceste en italiano) no sólo con el propósito de crear una extraordinaria ópera dramática, cosa que ciertamente hizo; el objetivo más importante de la obra era revolucionar el género operístico en su conjunto. Para ello, eliminó el exceso de ornamentación vocal y de despliegue técnico, redujo los recitativos, minimizó las repeticiones y simplificó las líneas melódicas para que fluyeran con mayor naturalidad. Aunque el propio Gluck no se aferraría completamente a su propio manifiesto en sus obras posteriores, Alcestes es un raro ejemplo del poder de la simplicidad por el que el compositor abogaba en aquella época. Tras su estreno en el Burgtheater de Viena el 26 de diciembre de 1767, la ópera fue varias veces modificada, pero su fuerza se mantuvo. El Teatro dell'Opera di Roma trae Alcestes a Roma esta temporada.

La historia de la ópera se remonta a la antigua Grecia y al drama Alcestis de Eurípides. El libreto en italiano, escrito por Ranieri de' Calzabigi, y que se mantuvo fiel al original, cuenta la historia del rey Admeto de Tesalia y su esposa Alceste. El rey yace enfermo en su lecho de muerte y la población del reino está angustiada. El oráculo del templo de Apolo proclama que la vida del gobernante puede ser salvada si otra persona se ofrece a morir en su lugar. Mientras la multitud se recupera de la impresión provocada por esta declaración, Alceste comienza a pensar en cambiar la vida de su marido por la suya y dejar a sus hijos atrás. Cuando se produce la repentina recuperación de Admeto, queda claro que alguien ha hecho el fatídico trato con los dioses, pero ¿de verdad Apolo separará a la pareja de enamorados?

El manifiesto de Gluck a favor de la pureza operística se ilustra de una manera convincente en la partitura de Alcestes. Las melodías fluyen con naturalidad, los pasajes orquestales están en armonía con la acción sobre el escenario, y el texto y la música están prácticamente libres de pretensión superflua o de repeticiones molestas. El Teatro Costanzi acoge esta temporada un verdadero clásico de Gluck.




image Ópera de Roma / Silvia Lelli / Teatro dell'Opera di Roma