Ópera de Roma Tickets

Terme di Caracalla


Poltronissima, € 98
Settore A, € 73
Settore B, € 48
Settore C, € 37



Romeo y Julieta, Terme di Caracalla

Romeo y Julieta, Terme di Caracalla

A su regreso a la Unión Soviética en 1936, después de casi dos décadas de exilio auto-impuesto, Serguéi Prokófiev estaba decidido a dejar huella. Aceptó un encargo del Teatro Kirov de Leningrado (actual Teatro Mariinski de San Petersburgo) para componer un ballet, y tenía toda la intención de que éste fuese realmente impresionante. Con dicho objetivo en mente, Prokófiev consideró varios relatos épicos emotivos, como Tristán e Isolda o Peleas y Melisande. Sin embargo, en lugar de competir con Richard Wagner y Claude Debussy respectivamente, el maestro ruso decidió finalmente basar su retorno soviético en la obra Romeo y Julieta de Shakespeare, la historia de amor trágico más famosa de todos los tiempos.

Después de elegir su fuente de inspiración, Prokófiev produjo rápidamente una partitura para piano anotada, que ya contaba con los motivos característicos del ballet. Cabe destacar que el compositor y su libretista, Adrian Piotrovsky, se tomaron considerables libertades respecto a la historia original de Shakespeare, principalmente el hecho de optar por un final feliz, con Romeo y Julieta vivos y bailando de alegría. Debido a la continua represión política contra la élite artística soviética en 1936-1937, Romeo y Julieta se estrenó en Brno, en la antigua Checoslovaquia, el 30 de diciembre de 1938.

Aunque Romeo y Julieta fue un éxito desde su algo torturado estreno, la censura soviética fue implacable y obligó a Prokófiev a hacer grandes modificaciones tanto en la música como en el argumento. Como resultado, la versión que se presentó por primera vez en el Teatro Kirov en 1940 es más fiel a la historia original de Shakespeare y cuenta con el desenlace trágico clásico. Esta encarnación final de Romeo y Julieta ilumina también el escenario de las Terme di Caracalla de Roma esta temporada.

A pesar de su encuentro inesperado y doloroso con la censura soviética y la intriga política, Serguéi Prokófiev consiguió crear el ballet clásico que había imaginado. La partitura de Romeo y Julieta es una de las obras más reconocibles y evocadoras del compositor. Ésta es quizá más célebre por los arpegios ascendentes y descendentes amenazantes de la Danza de los Caballeros, la embriagadora y etérea melodía de la Scène d’amour de Romeo y Julieta, o el trágico tema del Funeral de Julieta.

Entre esos extremos musicales y emocionales, los esfuerzos de composición y de orquestación de Prokófiev son magistrales en cuanto a la caracterización y la variabilidad estilística. Los diferentes personajes reciben tratamientos musicales distintos y atmosféricos: las melodías de los amantes se elevan y tocan el corazón, las escenas de las familias enemigas están salpicadas de motivos similares a los de las marchas militares, y los personajes cómicos danzan al ritmo de melodías apropiadamente extravagantes. Contra todo pronóstico, el Romeo y Julieta de Serguéi Prokófiev es una obra maestra intemporal que pueden ver cobrar vida nuevamente en las Termas de Caracalla.




image Baths of Caracalla (Terme di Caracalla) / Photo by C.M. Falsini